IVE: HECHOS Y CONSECUENCIAS

Tercera y ultima parte del muy interesante analisis escrito por el doctor Alejandro Scarano respecto de un tema que -lejos de haberse agotado con la sanción y promulgación de la ley – parece haber cobrado nuevos brios en la consideracion de la sociedad que -tal como lo mostraban las encuetas- rechaza de plano la Interrupcion Voluntaria del Embarazo.

Los que militan, los que opinan, los que aprueban, los que sancionan, los que promulgan, no verán los cuerpos mutilados y agonizantes por horas en los centros de salud. Los que luchan por la vida en la primera línea, tienen una conciencia clara de las implicancias de esta legislación y por eso se sienten, en su gran mayoría, agobiados por esta ignominiosa tarea a los que serán sometidos

Los tres senadores santiagueños dieron su voto negativo. ¿Manifiesta la posición del pueblo santiagueño más allá de la presencia de la «Ola Verde» o cree fue una contemplación meramente política?

Los tres senadores honraron la convicción de la inmensa mayoría del pueblo santiagueño. Mucho se ha discutido si un legislador debe votar siguiendo sus convicciones o representar las convicciones de su pueblo. Esto nos lleva a inagotables discusiones de teoría política.

En lo personal no tengo duda, que el aborto es una convicción burguesa de un capitalismo decadente y pseudoliberal.

Por ello, no representa ni por asomo el ethos de nuestro pueblo, sus intuiciones y convicciones profundas. Repasemos nuestro folklore, nuestra poesía y cualquiera de las manifestaciones culturales populares y fácilmente podremos constatar que la belleza de la niñez como lugar de inocencia y el amor de la madre como una verdad incuestionable, están arraigadas a la experiencia más profunda de la santiagueñidad.

La ideología que sostiene el aborto arrasa con todo ese misterio entronizando en su lugar el hedonismo individual, estragando los sentidos más profundos que motorizan su vida.

Por eso felicito a los legisladores santiagueños que tuvieron el coraje y la lucidez de sostener la coherencia de nuestro sentir provincial frente a una embestida colonialista que procura eliminar el cuerpo de nuestros niños junto con el alma de nuestro pueblo.

En lo personal y más allá del resultado final los Senadores santiagueños me hicieron sentir profundamente orgulloso, al igual que cada uno de los diputados que votaron en contra de esta ley.

3) Con la Ley ¿se avanza en el derrocamiento del «patriarcado»? O ¿el poder de decisión que le otorgaría la legislación solo es momentánea y pasajera?

La existencia del patriarcado es un punto discutido por filósofos sociales, como Roxana Kreimer que presenta numerosos argumentos que desmienten la existencia de un patriarcado. Lo que no podemos negar es que lamentablemente existen todavía fuertes elementos de machismo en nuestra sociedad.

Hay que luchar contra el machismo, sobre todo, contra el que inculcan las madres a sus hijos varones, al no transmitirles respeto por las demás mujeres.

Aclarado esto, debo decir que difícilmente encontremos una ley más machista que la del aborto.

En efecto, investigaciones sociales desarrolladas en países donde el aborto está legalizado hace más de 40 años, como Francia, revelan que en un altísimo porcentaje, detrás de cada aborto hay un hombre sometiendo a una mujer.

Y esta mujer lejos de ser “liberada” por la legalización del aborto, ha quedado totalmente a merced de un opresor que la obligara a realizarse un aborto en contra de sus sentimientos más profundos.

En Francia, donde la situación socio-educativa, es emblemática del llamado “primer mundo” las estadísticas revelan que más de la mitad de las mujeres que abortan declaran que lo hacen por la presión de un empleador que las obliga a elegir entre su trabajo o el embarazo, una pareja que los obliga a elegir entre él o el niño y lo que es más grave aún, un padre que presiona a la mejor para elegir entre su familia y el aborto. Es decir, asesinar su hijo o ser madre en la mas completa soledad y desamparo.

¿Eso es liberador de la mujer?  ¡¡No!!… ¡¡Claro que no!!.

Al contrario.  Es la victoria del más obsceno y brutal machismo que usa y abusa de la mujer hasta obligarla a asesinar sus hijos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario