HÉROES ANÓNIMOS

Por la Lic PATRICIA NUÑEZ

Agosto es el mes de las celebraciones, grandes o pequeñas, en torno a la niñez. Claro está que hoy, ante la situación que vivimos, todo quedará reducido al pequeño ámbito familiar.
Héroes anónimos que viven las circunstancias actuales silenciosamente.
En este marco, quiero rendir mi homenaje a la niñez detrás del personal de salud, de seguridad, de educación, de la prensa, de las guardias mínimas en las oficinas de servicio, cuyos hijos/as sienten el temor al ver a sus padres exponerse al flagelo de esta pandemia. También está la niñez detrás del trabajador/a independiente que sabe que si no trabaja, no tiene el sustento diario, la niñez del que no tiene trabajo y sale a buscarlo, sin saber que puede o no encontrarlo. Muy especialmente la niñez detrás de la violencia doméstica, detrás de la violencia institucional que, desde el primer día de esta cuarentena, no ha parado de exponer al escrache, al escarnio público, en redes sociales, en la prensa, la voz misma de las autoridades, a las personas contagiadas, viralizando videos de todo tipo, librando identidades que violan derechos y garantías.
La pandemia no es excusa para violar derechos y garantías. Esta niñez va a recordar lo que ha vivido cercanamente. Cuidemos la niñez, porque el futuro será lo que en el presente hagamos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario